Nunca nos habíamos imaginado que visitar por libre Halong Bay iba a traernos tantos quebraderos de cabeza. Si todavía no sabes de qué hablamos, la bahía de Halong es una de las 7 maravillas naturales del mundo, un entorno que todx viajerx que pise Vietnam apunta en su ruta. Se trata de una zona conformada por más de mil islas e islotes de piedra con una belleza única que la convierte en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

El ‘pero’ que tiene este lugar es la cantidad de información que encontramos en diferentes blogs acerca de los timos y problemas (robos, amenazas, no cumplir con lo contratado) que les han surgido a muchas personas a la hora de visitar esta maravilla, y que al parecer es algo muy habitual. En Hanoi hay cientos de compañías de tours e imitaciones de unas a otras, por lo que hay que andar con mucho cuidado para que no te lleves una malísima experiencia al prometerte unas cosas dentro del paquete y luego ofrecerte otras.

Nosotrxs investigamos muchísimo por el miedo que nos habían generado estos testimonios, y optamos por lo más barato dentro de lo que considerábamos lo más fiable que encontramos. Queremos contar cómo fue nuestra experiencia porque salió todo redondo.

CÓMO IR A CÁT BÀ  |  HALONG BAY

Se puede llegar de muchas formas en función de cuál sea tu objetivo, el tiempo del que dispones y, por encima de todo, tu presupuesto.

Mientras planeábamos nuestro paso por Vietnam, valoramos visitar este punto desde diversas ciudades y finalmente descubrimos que lo más lógico y fácil era hacerlo desde Hanoi, a 160 kilómetros. Ademas, lo más común no es ir a la ciudad de Halong como tal, sino alojarse en la isla de Cát Bà que está pegada a la bahía y es el punto de inicio de la mayoría de tours.

Puedes contratar paquetes de excursiones que engloban el transporte de ida y vuelta desde/a Hanoi + crucero por Halong Bay de 2 o 3 días. O coger un transporte privado, muy cómodo pero, por supuesto, nada barato. Dentro de nuestro trabajo como buscadores de los precios más económicos existentes, esas opciones estaban totalmente descartadas. Por lo que vistar por libre Halong Bay creemos que es la mejor opción.

También se pueden comprar billetes por separado: bus al puerto de Haiphong, barco hasta la isla de Cát Bà y otro bus hasta Cát Bà centro (ciudad). Pero la mejor alternativa son los combos que venden la mayoría de compañías y que te incluyen estos tres transportes juntos. Vas con un grupo guiado por alguien de la empresa durante todo el viaje, te recogen en tu alojamiento de Hanoi y te dejan en tu alojamiento de Cát Bà. Una vez allí, contratas el tour que más te convenza, y de esta forma te saldrá más barata tu visita a Halong Bay.

Como después de Halong no volveríamos a Hanoi, cogimos solo combo de ida a Cát Bà con la empresa Daiichi Travel: fue el mejor precio que encontramos,  bus + barco + bus por 250.000 VND/p (9,70€). En el primer bus nos dieron una tarjeta para identificarnos, unas galletas y una botella de agua, y las esperas en los transbordos fueron muy cortas.

Otras compañías pueden ser: Full Moon Party Tours, Good Morning Cát Bà, Hoang Long,…

TOUR POR HALONG BAY

Hay varias opciones de tour en esta maravilla natural y todas incluyen actividades y comida(s), pero ambas dependen de la agencia.

    • Crucero de 2 días (durmiendo 1 noche en el barco) o de 3 días (durmiendo 2 noches en el barco).
    • Excursión de un día: ida y vuelta desde/a Hanoi en el mismo día, es decir, PALIZOTE.
    • Excursión de un día durmiendo en Cát Bà por tu cuenta.

En nuestro caso elegimos la última opción por precio y porque era lo que anímicamente más nos apetecía.

Valoramos muchísimo todas las agencias/hostales de tours con buenas referencias en los blogs que leímos, y en Cát Bà estuvimos varias horas por la tarde yendo a estas y a otras que veíamos: Cat Ba Green Trail, Houng Cang Hotel,  Cat Ba Ventures, Cat Ba Vision, Cat Ba Express, Langur’s Adventures . . .  Nuestra estrategia para evitar timos fue fijarnos en las valoraciones que cada una tenía en internet y preguntar por el precio del tour y qué incluía. Pedíamos que nos lo explicaran con detalle. Además, preguntábamos cuánta gente estaba ya apuntada para el día siguiente y si nos devolvían el dinero o se postponía en caso de que lloviera.

Nos decantamos por Cat Ba Vision. El paquete (575.000 VND/p = 22€) incluía: botella grande de agua por persona, crucero con baño limpio, 2 horas de kayak entre cuevas e islotes, varias paradas para hacer saltos y bañarse con material de snorkel, comida abundante, parada en una pequeña playa, visita a los pueblos flotantes y parada informativa en uno de ellos.

Nuestro guía no pudo portarse mejor, además de que era gracioso y muy hablador. El grupo lo componíamos nosotrxs, una pareja de valencianxs, otra pareja de belgas, una madre y su hija holandesas, y una chica francesa.

En nuestra opinión, hicimos una muy buena elección y terminamos el tour con la sensación de haber acertado.

Formaciones sobre el mar que se ven al visitar Halong Bay por libre
Formaciones sobre el mar que se ven al visitar Halong Bay por libre
Formaciones sobre el mar que se ven al visitar Halong Bay por libre

KAYAK

En un embarcadero entre islotes, los barcos de tour hacen una parada para que se baje la gente. Allí nos dieron un frontal por persona, un kayak por pareja y nos fuimos a explorar la zona a remo con nuestro guía a la cabeza. Lo primero que hicimos fue meternos en una cueva propiedad privada de la empresa Cat Ba Vision, es decir, que éramos el único grupo que podíamos acceder a ella y a su bahía interior! Esto nos permitió disfrutar del entorno en su plenitud, escuchando perfectamente todo el rugido de la naturaleza de fondo. ¡Nos encantó!

En la cueva había completa oscuridad a excepción de la tímida luz de los frontales. Es una sensación extraña estar remando a oscuras dentro de una cueva, agachándote por alguna estalactita demasiado baja y maniobrando para no chocar contra las paredes en los giros. ¡Pero qué sensación! De vez en cuando escuchábamos a los murciélagos y los veíamos amontonados en el techo. Una maravilla 🙂

Excursión de kayak entre cuevas durante el tour por Halong Bay
Kayak dentro de una cueva como actividad durante el tour por Halong Bay

Atravesamos otras cuevas que nos abrían paso a continuos escenarios preciosos de esas formaciones tan características de Halong. Y hubo un momento que nuestro guía nos llevó a una zona rocosa donde, nos dijo, tres o cuatro veces al año  con mucha suerte pueden verse unos primates llamados Langur de Cát Bà: están en peligro de extinción y solo se  pueden encontrar en la región de Halong Bay. Los astros se alinearon tanto que estaban allí cuando llegamos con los kayak, y suerte también fue ver a un grupo tan grande. Estuvimos solos observándoles durante 30 minutos en completo silencio, a 2 metros de ellos, mientras disfrutaban de la vida sobre las rocas al borde del agua. Fue uno de esos momentos en los que te sientes completamente afortunadx.

Manada de monos Langur de Cat Ba durante el tour por Halong Bay
Madre y cría de monos Langur Cat Ba durante el tour al visitar Halong Bay por libre
Mono Langur de Cat Ba durante la excursión de Halong Bay
Mono Langur de Cat Ba mirando a la cámara durante el tour por Halong Bay

SNORKEL, BAÑO Y SALTOS DESDE EL BARCO

Una de las actividades estrella en toda zona de mar consiste en hacer snorkel y conocer la vida marina. Halong Bay NO es una buena zona para esta práctica.

Cuando leíamos referencias y opiniones sobre las excursiones en esta bahía, encontramos varios relatos de que esta región marina estaba llena de basura y que no merecía la pena visitarla. 

Lamentablemente, sí hay residuos plásticos flotando pero no nos encontramos una zona llena de basura ni de agua pestilenta. Lo que sí es cierto es que el agua no es transparente. Es más, no se ve nada al bucear y así nos lo hicieron saber en varias empresas en Cát Bà, por lo que íbamos sobre aviso. Además, en toda la bahía hay una profundidad de 4 metros solamente.

Durante todo el recorrido hicimos dos paradas de 20-30 minutos en los que el barco echaba el ancla. Uno de estos momentos fue justo antes de la comida, perfecto para moverse un poco con unos saltos al agua y hacer más hueco al hambre. Teníamos la oportunidad de saltar desde la zona de la terraza, bien alto, e incluso para lxs más valientes se podía saltar desde el techadito de la terraza!

La temperatura del agua acompañaba totalmente para darse un chapuzón, y ni qué decir tiene que, con lo que nos gusta comer, después de tanto sube y baja teníamos hambre para comernos el barco entero.

En otra parada nos encontrábamos frente a una pequeña playa desierta donde todxs aprovechamos para nadar hasta ella y pisar la arena en lugar de resignarnos por no poder hacer snorkel.

Las gafas y el tubo nos fueron de gran ayuda para sortear las grandes medusas que teníamos alrededor. ¡Y es que en esta zona hay muchas! Solo con verlas desde el barco asustaban, pero teniendo un poco de cuidado te dejaban disfrutar del baño, no sin escuchar algún que otro grito de pánico (la mayoría nuestrxs).

Formaciones sobre el mar que se ven al visitar Halong Bay por libre
Pequeña y solitaria playa del tour por Halong Bay

COMIDA A BORDO

Antes de nada tenemos que aclarar que precisamente Vietnam no es un país en el que se coma mal. De hecho, la variedad de comida es bastante amplia, los precios son más que asequibles y baratos para todo tipo de presupuestos, ¡y los sabores son riquísimos!

Pero ojo lo bien que comimos abordo de este barquito. En la zona de comedor organizaron dos mesitas, y compartimos la nuestra con la pareja de valencianxs.

La cantidad de comida que había encima de cada mesa era más que abundante y variada, se veía que había que tener buen estómago para poder terminar con todo eso: pollo, tofu, almejas, rollitos vietnamita, guiso de patatas, calamares, pescado, pepino, cacahuetes, piña, . . .  ¡Estaba todo espectacular!

Casi reventamos y no pudimos terminar, y eso que pusimos todo nuestro empeño en intentar dejar los platos limpios 😀

Aunque nos dieron una botella grande de agua por persona, el resto de bebidas durante el tour no estaban incluidas, por lo que si comiendo te querías tomar una cervecita o cualquier otro refresco, tocaba pagarlo al final del trayecto.

platos llenos de comida vietnamita durante el tour por Halong Bay en barco
Formaciones sobre el mar que se ven al visitar Halong Bay por libre

PUEBLOS FLOTANTES

Además de todo lo anterior, una de las curiosidades que esconde la bahía de Halong son los distintos pueblos pesqueros que habitan la zona, en casas flotantes, donde viven su día a día sobre el agua. Estas personas llevan asentadas aquí desde siglos atrás, haciendo de la acuicultura y la pesca su modo de subsistencia.

Pese a ser la visita diferente de lo que esperábamos, nos sorprendió bastante. Nuestra parada fue solo sobre una vivienda pero más enfocada al turismo, ya que aún siendo muy pequeña, había una tiendecita y dos habitaciones por si querías pasar una noche.

Como decíamos, estos pueblos viven de la pesca y de pequeñas piscifactorías que han construido alrededor de sus casas. En esta parada nos enseñaron los peces y cetáceos que crían entre sus propias redes, y pudimos tocar algún calamar que cambiaba de color.

Nos contaron cómo se organizan en estas comunidades, los sistemas que utilizan para la recogida de basuras, cómo consumen productos de supermercado a través de barcos-tienda, cómo obtienen la energía con placas solares y, lo más interesante, cómo consiguen agua potable para beber, cocinar, lavar, . . .  estando rodeados de agua salada: aprovechan el agua de lluvia recogiéndola en unas cestas de plástico que ponen sobre el mar.

Por último, escuchamos su método de gobernanza. Los pueblos flotantes tienen autonomía y funcionan fuera del Gobierno vietnamita. Si sucede algo, como un asesinato, la responsabilidad recae sobre el líder del pueblo. El mando va cambiando de una persona a otra con el tiempo pero no hay elecciones ni asambleas. Es tan sencillo como que, el día 1 de abril de cada año, pasa a gobernar quien haya pescado el mero más grande y pesado. Este mero lo guarda en cautiverio el líder – da buena suerte hacerlo – hasta que otra persona capture un mero mayor para el 1 de abril del año siguiente, y en cuyo caso el poder pasaría a esta.

Cuando estuvimos allí, quitamos algunos tablones de madera del suelo que estábamos pisando y nos asomamos sobre la red que se sumergía: allí nadaba el mero del actual líder, ¡un monstruo gigante de 21 años y 104 kg! Llevaba 5 años consecutivos siendo el gobernante y con toda la razón, debe ser casi imposible pescar un mero más grande.

Casas de los pueblos flotantes en el tour por Halong Bay
Casas de los pueblos flotantes en el tour por Halong Bay

Consideramos que nuestra opción para visitar por libre Halong Bay fue todo un éxito. Sí, efectivamente, no es realmente por libre porque dependemos de una empresa para el tour, pero seamos realistas, no íbamos a alquilar nuestro propio barco, eso habría sido un naufragio más grande que el del Titanic!

Esperamos que os sirva de ayuda para planificar vuestras futuras experiencias y que no dudéis en escribirnos para cualquier pregunta que os surja!

Nuestro itinerario sigue por la provincia de Ninh Binh, visitando Tam Coc y sus alrededores, ¿nos acompañas?