Nuestro penúltimo objetivo antes de abandonar el país, era visitar Da Lat (Vietnam). La mayoría de turistas llegamos desde la calurosa ciudad de Hoi An buscando un respiro gracias al aire fresco de las tierras altas de Vietnam. Da Lat está situado a unos 1500m de altitud en la meseta de Lang Biang, por lo que la sensación térmica es agradable durante todo el año pero cuidado, que por la noche refresca! 

Sumado al clima suave y relajado, esta ciudad tiene opciones que, aunque no la conviertan en la más atractiva del país, invitan a quedarse unos pocos días. ¿Da Lat merece la pena?  ¿Tienes dudas sobre qué hacer en Da Lat? Te contamos a continuación nuestra experiencia.

Esta ciudad fue construida por los colonos franceses para escapar de la humedad y el calor del resto de Vietnam, y por eso parece una ciudad europea. Los edificios, las calles, no tienen nada que ver con el resto del país, y en el centro se pueden ver algunas casas de colores de estilo francés muy bonitas.

CÓMO IR A DA LAT

Cuidado que vienen curvas y es que, como Da Lat se encuentra en las alturas del país, la carretera hasta llegar allí tiene las particularidades de una propia de montaña. Aunque, a decir verdad, no tiene comparación con lo que te puedes encontrar de camino a Pai y Mae Hong Son en Tailandia . . . 

Si no fuese suficiente con esto, vivíamos de nuevo nuestra eterna lucha con los conductores de los sleeping bus vietnamitas, y es que en este trayecto casi nos echan a golpes del bus! 

Para ir de Hoi An a Da Lat, el billete de autobús costó 300.000 VND/persona (12€), que para ser Vietnam no fue barato. Estuvimos comparando precios en varios locales y agencias de Hoi An pero en todos era prácticamente el mismo, así que los compramos en el mismo hostel donde nos alojábamos, Cococha Hostel. La ventaja fue que, por el mismo precio que en otro negocio, nos recogió un coche y nos llevó a la parada del bus en vez de tener que ir nosotrxs por cuenta propia. Fue un trayecto de 670 kms en 12 horas, llegando a Da Lat poco después del amanecer.

La opción de autobús + avión también existe, yendo desde Hoi An a Da Nang en bus o taxi (1h) y de Da Nang a Da Lat en avión (1h). Esta opción es obviamente más cara pero se ahorra un tiempo precioso. Da Lat tiene aeropuerto pero a 30 kms del centro y un vuelo directo cuesta más aún, pero también es posible.

Además se puede combinar tren + autobús: tren de Hoi An a Nha Trang (10h – 20€) y bus de Nha Trang a Da Lat (3h – 6€).

Por tanto, las opciones de cómo llegar a Da Lat son amplias!

CONVENTO DOMAINE DE MARIE

Nos consideramos ateos pero, al igual que cuando viajamos visitamos pagodas y templos, quisimos darle una oportunidad a esta iglesia y disfrutar de su arquitectura. Tiene algo que llama la atención y es que es un convento de color rosa; por ello y por sus jardines, estéticamente nos gustó. Además, tiene un vitral redondo y de diversos tonos, muy bonito, en la parte frontal.

Dado que Da Lat fue capital durante la Indochina francesa, es lógico que en 1940 se construyera este edificio católico de arquitectura europea.

Dos personas subiendo por las escaleras frente al Convento Domaine de Marie en Da Lat
Fachada de cerca del convento Domaine de Marie en Da Lat

HANG NGA CRAZY HOUSE

La arquitecta vietnamita Đặng Việt Nga diseñó este curioso edificio que puede resultar agobiante al intentar comprenderlo, y para ello se inspiró en el estilo de Gaudí. Ella quería simular un gran árbol incorporando a su alrededor estructuras referentes a la naturaleza, como animales, setas y cuevas.

Aunque se trata de una guesthouse, es posible hacer una simple visita sin alojarte en ella. Te adentras en un laberinto de pasillos, escaleras y pasarelas que te hacen subir y bajar por todas las direcciones de la casa, envuelta en texturas y decoraciones diversas y extrañas.

Merece la pena ir solo por la sensación de desorientación o desconcierto que produce este lugar.

Laberinto de escaleras en Hang Nga Crazy House
Hang Nga Crazy House por dentro

LINH PHUOC PAGODA

Se trata de un conjunto de templos budistas realmente curioso donde abundan los mosaicos y las ornamentaciones. No le falta detalle a este lugar, su interior está todo decorado con cerámicas y vidrios rotos que dejan con la boca abierta a cualquiera.

Diríamos que esta pagoda es la más turística de la ciudad de Da Lat, pero sobre todo visitada por turismo local, lo que la convierte en un buen lugar para mezclarse con la cultura vietnamita.

Frente al templo principal destaca un gigante buda de 20 metros hecho de unas 650.000 flores amarillas. De esta forma se representa la esencia de Da Lat, pues es conocida por la ciudad jardín de Vietnam al tener numerosas cultivos de flores en sus alrededores.

Linh Phuoc Pagoda se encuentra a 8 km del centro de Da Lat y la mejor opción para llegar es alquilando una moto.

Linh Phuoc Pagoda de Da Lat
Budahecho de flores en Linh Phuoc Pagoda de Da Lat

THIEN VIEN TRUC LAM PAGODA

Esta pagoda descansa en lo alto de una montaña a las afueras de Da Lat y, por tanto, también recomendamos ir en moto para poder alcanzar todas las zonas en menos tiempo. Si no, se puede llegar en el teleférico Cap Treo Dalat Cable Car que cuesta 80.000 dong/ida y vuelta por persona (3,20€).

Aunque es una zona bonita, no la recomendamos especialmente porque te deja con un sabor algo insípido. Desde luego, hay sitios impresionantes en Vietnam que nada tienen que ver con este.

Mujer frente a Thien Vien Truc Lam Pagoda de Da Lat

DA LAT NIGHT MARKET

La joya de Da Lat! No nos cansamos de repetir que somos unxs grandísimxs apasionadxs de la comida. Así, en general. Para qué ponerle barreras al mundo culinario. Y por ello nos encantó descubrir los numerosos puestos de comida, ropa, souvenirs y flores que conforman este mercado de la calle Nguyễn Thị Minh Khai. Cada noche, sea el día que sea, cientos de personas salen a pasear por este punto de interés junto al lago Xuan Huong y parece una gran fiesta.

Os recomendamos probar el batido de aguacate con crema de coco y el batido de fresa. Los sirven en pequeños vasos y el sabor es realmente intenso!

Puesto callejeros de pinchos morunos en elNight Market de Da Lat
Mucha gente vietnamita paseando por el Night Market de Da Lat
Vietnamitas cenando sentados en mesas en el Night Market de Da Lat

DA LAT FLOWER PARK

Da Lat es conocida por los vietnamitas como la ciudad del amor. Muchas son las parejas que van a pasar los días de su luna de miel a esta ciudad, y se debe en parte a que aquí se producen todas las flores que abastecen las floristerías de Vietnam. Paseando con la moto puedes ver los extensos invernaeros donde las cultivan, pero además tienes la oportunidad de visitar este parque lleno de ellas.

Nosotrxs no lo visitamos pero por todo lo que hemos leído y lo que allí nos contaron, consideramos que si tienes tiempo y ganas puede ser una bonita visita. Hay que pagar por entrar pero se puede acceder gratis si vas por la parte de arriba del parque, donde se encuentran los invernaderos.

CAFETERÍAS EN DA LAT

Una de nuestras tareas más repetidas a lo largo de este viaje ha sido buscar cafeterías. Cuanto más acogedora y barata, mejor. En parte, consideramos que Vietnam nos enamoró por sus múltiples posibilidades a la hora de tomar un café o merendar. En Da Lat estuvimos en varias que nos gustaron:

Brew and Breakfast

La regenta una pareja de europeos y además de ser cafetería es hostel. Desayunamos increíblemnte bien en una atmósfera totalmente relajada que invitaba a quedarse. Por fuera pasa desapercibida, más aún por encontrarse en un pequeño callejón al sur del centro, en 2 Trần Hưng Đạo, Phường 3.

 
Desayuno de tostadas y frutas en la cafetería Brew and Breakfast de Da Lat

An Cafe

El nº 1 de las cafeterías de la ciudad. Su terraza llena de plantas se estructura en varias alturas desde pie de calle. En conjunto parece un precioso invernadero cubierto de madera allá donde mires. Puedes tomarte el café en los columpios a modo de banco que tiene cada mesa. Es un lugar muy bonito, relajante y con buen café!

La Viet Coffee

Con una decoración tipo industrial, se encuentra dentro de una nave al norte de Da Lat. Es un amplio espacio donde va mucha gente a trabajar con el ordenador mientras beben café. Hay ricos desayunos difíciles de resistirse a un buen bocado y también tienen una sección de tienda donde venden su propio café.