Nunca imaginamos que seríamos capaces de cruzar sin mirar una calle con tráfico constante, centrándonos más en llegar a la otra acera que en no morir atropelladxs. Fue lo primero que aprendimos cuando llegamos a Vietnam y, en concreto, a la capital. Hanoi es un absoluto caos donde casi se respira más CO2 que oxígeno y donde hay más motos que personas, eso segurísimo. Pero en los 3 días que estuvimos allí, le encontramos el encanto desde el principio. Hay muchas cosas que ver y hacer en Hanoi, y las ciudades con alternativas siempre suelen gustarnos bastante. 

OLD QUARTER  |  BARRIO ANTIGUO​​

En el centro de Hanoi, el ajetreo está organizado: lxs vietnamitas se entienden, se orientan y no se alteran en ese caos que tienen montado en el Old Quarter. Lxs extranjerxs, sin embargo, podemos sentir cierto agobio de primeras. Aquí hay una actividad constante y parece que el día no tiene fin. En el barrio antiguo se concentran la mayoría de negocios y personas que se ganan la vida vendiendo en la calle con sus cestas, bicicletas y puestos ambulantes.

Una curiosidad del Old Quarter es que las calles se dividen por oficios. En una, por ejemplo, todas las tiendas venden productos de ferretería, y en la calle de al lado todas venden zapatos. Funciona así con una gran variedad de categorías y, como todas las tiendas de una misma calle ofrecen los mismos productos, se pierde un poco la competencia. 

Visitar el barrio antiguo sirve sobre todo para conocer cómo funciona la sociedad vietnamita y qué ritmo llevan. No es una zona arquitectónicamente bonita pero sí entretenida! Por la noche hay terrazas abarrotadas de gente y opciones muy baratas para cenar.

vendedor ambulante de fruta entre el tráfico de Hanoi
mujer vendiendo fruta en su bicicleta en Hanoi
vendedores en su puesto de verduras en una calle de Hanoi
vietnamitas comiendo en un puesto de comida callejera en Hanoi
costureras en su taller en la calle de los oficios de Hanoi
hombre trabajando en su taller del Old Quarter en Hanoi

TRAIN STREET

La característica calle de las vías por donde pasa el tren varias veces al día. Esta estampa es muy conocida y recibe cientos de turistas diarios. A ambos lados de las vías hay cafés cuyas terrazas se llenan de gente esperando ansiosa desde la hora antes de que pase el tren. Esta parte de la calle es muy bonita y acogedora, sobre todo cuando atardece y empieza a iluminarse con luces.

Sin embargo, al otro lado de la avenida principal que cruza perpendicularmente esta calle, se ve la otra cara. Predominan casas más que cafés, lxs vecinxs hacen vida normal, ponen sillas en medio de las vías, hay gallinas que también se acomodan en los raíles, y niñxs jugando. Aunque este lado no tiene tanto color y adquiere un gris típico de suburbio, es sin duda más auténtico.

Te recomendamos que, si ves pasar el tren en la parte «turística» de la calle, luego recorras esta otra mitad que también tiene su encanto. No te vayas de allí sin ver las dos caras!

Minutos antes de que pase el tren, todos los negocios apartan sillas y mesas ya que es casi tan ancho como la calle y hay poco espacio de margen a ambos lados. Cuando va llegando, pita continuamente y pasa más rápido de lo que imaginas, por lo que la expectación dura poco y te quedas con ganas de más. Los horarios del tren son relativos y cuando estuvimos allí, nadie supo decirnos con exactitud cuándo pasaría. 

turistas sobre las vías del tren de la train street de Hanoi
terrazas en las vías del tren de la calle del tren en Hanoi
locales haciendo vida en la train street de Hanoi

TEMPLO NGOC SON

En pleno centro de la ciudad está el lago Hoa Kiem que alberga en sus aguas este sagrado templo del siglo XIX. Para llegar a él hay que cruzar el puente rojo Huc, muy bonito de noche cuando está iluminado. También conocido como el Templo de la Montaña de Jade, en realidad es un complejo de varias estructuras por el que pasear tranquilamente alejadx del fuerte ruido de las calles de Hanoi. 

visitando la entrada del Templo de la montaña de Jade en Hanoi
puente rojo Huc de Hanoi sobre el lago Hoa Kiem
visitando el Templo Ngoc Son de Hanoi

MAUSOLEO DE HO CHI MINH

Alejado del centro hacia el noroeste se encuentra el emblemático lugar que mantiene vivo en la memoria a Ho Chi Minh. Vietnam es hoy gracias a este hombre tan venerado que se convirtió en un símbolo para el país por haberle conducido a la victoria en la Guerra de Vietnam contra Estados Unidos. Es la única guerra que ha perdido la superpotencia americana en toda su Historia. 

En el complejo está el Museo de Ho Chi Minh (40.000 VND) y el Mausoleo (gratuito), donde se encuentra el cuerpo embalsamado del líder comunista. Solo hay 6 líderes embalsamados en el mundoHo Chi Minh, Lenin, Stalin, Mao Zedong, Kim Il Sung y Kim Jong Il– por lo que, aunque no es agradable ver un cadáver, es una oportunidad única ir al Mausoleo ya que estás en Hanoi. Él quería que le incineraran pero el Gobierno vietnamita decidió mantener intacto su cuerpo para ser mostrado con orgullo ante el mundo.

Hay un estricto protocolo a seguir cuando entras al recinto. Las rodillas y hombros deben estar cubiertos. Los bolsos y mochilas deben dejarse en una cabina y se recuperan en otra a la salida del mausoleo. Va tanta gente al día que se forma una cola muy larga en cada turno de visita, pero va muy rápido debido a que en la sala donde se encuentra el cuerpo, no se permite parar. Antes de entrar al edificio en cuestión, la cola debe organizarse en dos filas. Te recomendamos que te pongas en la fila de la izquierda porque es la que va pegada a la barrera que rodea a Ho Chi Minh y le verás sin nada delante. La fila de la derecha, en cambio, le verá con la fila izquierda obstaculizando su visión.

Una vez dentro, impone ver a los 4 guardias que custodian el cuerpo. Hace un frío horrible porque lógicamente es la forma de mantener el cuerpo intacto. Hay que guardar silencio y no está permitido quedarse quietxdebe seguirse la corriente hasta la salida-, ni hacer fotos ni cruzar los brazoshay que mantenerlos a los lados-.

Una vez al año, de octubre a noviembre, el Mausoleo no está abierto al público porque el cuerpo de Ho Chi Minh se envía a Rusia para trabajar en su conservación. 

qué hacer en Hanoi visitar el mausoleo de Ho Chi Minh

TRAN QUOC PAGODA

Se trata de la pagoda budista más antigua de Hanoi, construida en el siglo VI.  Se ubica en el lago Ho Tay a las afueras de la ciudad, mide 15 metros y es roja como símbolo de suerte y prosperidad en la cultura china y vietnamita.

No es un imprescindible pero resulta interesante si aún no has visto muchos templos y pagodas budistas; también por el paseo que puedes dar hasta ella desde el centro de Hanoi.

ver en Hanoi la pagoda Tran Quoc

MUSEO DE LA MUJER DE VIETNAM

Es un centro dirigido a conservar y exhibir el patrimonio material, histórico y cultural relativo a la mujer vietnamita. Cada planta está dedicada a un ámbito de la vida de las mujeres: familia (parto, matrimonio y vida familiar), moda, guerra, tradición vietnamita, . . .  Se trata de una oportunidad para aprender más sobre el recorrido histórico de las mujeres en un espacio en el que, por fin, se les ha permitido hablar solo a ellas. Un lugar donde reflexionar acerca de la equidad de género, su capacidad y la igualdad de oportunidades.

CAFÉ DE HUEVO

Suena raro y nada atractivo, pero lo cierto es que está riquísimo! En Vietnam se consume mucho café y era de esperar que existiera alguna especialidad que no se pueda encontrar en otra parte. La historia del café de huevo es simple: en la década de los 40 había escasez de leche en Vietnam, así que en el Café Giang de Hanoi decidieron empezar a sustituir la leche por claras de huevo batidas con azúcar y leche condensada. El resultado fue un café con una gruesa capa de espuma densa, dulce y blanquecina. Se popularizó tanto que actualmente es un símbolo de Hanoi y se puede encontrar en cualquier parte.

Los sitios más famosos donde probarlo son el original Café Giang y Café Dinh.

Decidimos ir a probar el café de huevo a ambos sitios para contrastar, y lo cierto es que nos gustó más en el Café Dinh: la crema estaba más lograda y el sabor del café no era tan fuerte como en el Café Giang.

Al Café Dinh se accede por un portal muy discreto en la calle donde jamás te imaginarías que estuviera uno de los lugares más conocidos de la capital. Debes atravesar la tienda de maletas que allí se encuentra, hasta llegar al final del pasillo a la escalera del bloque de pisos, y subir hasta la primera planta. De pronto te encuentras en un lugar pequeño con algunas mesitas, poca decoración y muchos años entre sus paredes. Sorprende bastante! Aquí el café de huevo cuesta 45.000 VND (1,75€).

entrada del cafe Dinh en Hanoi donde tomar café de huevo
tomando café de huevo en Hanoi
cafe Dinh en Hanoi donde tomar cafe de huevo

El Café Giang se encuentra en otro portal pero su nombre aparece más grande y visible. El local tiene dos plantas, más mesas y es más luminoso. El café de huevo en este local cuesta 50.000 VND (1,95€).

Como recomendación: por mucho calor que haga, pide el café de huevo caliente, el típico, porque con hielo se pierde la espuma y es lo más representativo del mismo. 

TA HIEN STREET Y BIA HOI

Ta Hien es la calle con más vida nocturna de Hanoi. Se llena de mesas y sillas que los bares ponen en sus terrazas y es el lugar perfecto para cenar y tomar algo; la comida vietnamita aquí está riquísima y hay gran variedad de opciones, pero no es la más barata que puedes encontrar en la ciudad. El ambiente es abrumador en toda la calle porque se llena de gente local y extranjera, aunque a veces puede resultar agobiante cuando lxs camarerxs intentan atraerte hacia su bar. 

Bia Hoi es una esquina en una intersección donde se encuentran dos bares que venden la cerveza Bia Hoi, la más barata de Hanoi (11.000 VND = 0,40€). Por la noche también se llena de gente pero aquí, sorprendentemente, solo vimos gente local. Al haber solo dos bares, las opciones de comida son más escasas pero obviamente el atractivo principal de esta esquina es la cerveza. De primeras igual no apetece sentarse porque, como en todos los locales típicos de Vietnam, la higiene no es su fuerte. Para nosotrxs eso nunca es un impedimento, de modo que ni nos lo pensamos y nos dejamos contagiar del buen ambiente que siempre hay allí. 

terraza llena de gente en Ta Hien street en Hanoi para tomar cerveza Bia Hoi